Colombia firma la paz y se enfoca en el plebiscito

Categoría: NOTICIAS Publicado el Jueves, 29 Septiembre 2016

2335918

En una ceremonia en Cartagena de Indias, el Presidente Juan Manuel Santos y "Timochenko", pusieron fin a 52 años de guerra. El líder de las Farc pidió perdón.

Con un “balígrafo” (un lápiz construido con una bala) y vestidos de blanco, el Presidente colombiano Juan Manuel Santos y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, concretaron este lunes uno de los momentos que engrosarán los libros de historia: la firma de la paz entre el Estado y la guerrilla, en Cartagena de Indias.

“Mis primeras palabras tras la firma del acuerdo van dirigidas al pueblo bondadoso que nunca abandonó la esperanza de conseguir la paz”, aseguró Timochenko frente a una multitud emocionada. Algunos de los invitados no pudieron evitar las lágrimas y entusiastas aplausos estallaron durante la jornada. “Paz para el mundo entero, no más conflictos bélicos”, pidió el líder de la guerrilla, que luego sorprendió al pedir perdón “por todo el dolor que hemos podido causar”. También agradeció a Fidel y Raúl Castro, a Maduro y Bachelet. Apenas terminó su discurso, cazas colombiano pasaron por el lugar de la ceremonia, provocando un ruido ensordecedor.

Luego fue el turno de Santos: “Los aviones fueron un saludo a la paz”, partió diciendo. “Hemos sufrido 52 años de conflicto armados entre hijos de una misma Nación. ¡No más guerra! ¡No más guerra! ¡No más muertos por esta guerra absurda!”, dijo el mandatario, emocionado. “Este acuerdo honra a las víctimas del conflicto. Creamos un sistema de justicia transicional. Y ahora con su voto el próximo domingo podremos dejar atrás un pasado triste”, agregó Santos, aludiendo al plebiscito en el que los colombianos votarán “sí” o “no” al acuerdo de paz. “Prefiero un acuerdo imperfecto que salve vidas a una guerra perfecta que siga sembrando dolor”, concluyó.

La esperada firma puso así una lápida a un capítulo sangriento en la historia de Colombia: 52 años de conflicto que dejó 267.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

El escenario de la esperada firma fue la Plaza de Banderas en el Centro de Convenciones en Cartagena de Indias, que se vio “invadida” por más de 3.000 personas que llegaron a esta turística ciudad colombiana. La jornada fue algo caótica: una lluvia torrencial cayó intermitentemente durante el día.  Así, muchos colombianos -vestidos de blanco- se agolparon bajo los techos esperando a que dejara de llover. La ciudad amurallada estuvo cercada por la seguridad y no se permitieron autos.

Sin embargo ni la lluvia, ni la humedad de 45%, ni las temperaturas que superaron los 30 grados impidieron que una multitud de se agolpara afuera del Centro de Convenciones desde el mediodía. A pesar de que las puertas no se abrieron hasta pasadas las 15:00 todos quisieron ser parte del momento histórico.

“No todos los días se ve algo así. Que baje Timochenko de las montañas y venga aquí. Yo quiero verlo”, dijo Andrés, un vendedor ambulante de 57 años, que pretendía llegar hasta las primeras filas para ver de cerca al líder de las Farc. La atención local igualaba a la internacional, ya que distintas delegaciones extranjeras, periodistas y curiosos pudieron verse transitando desde muy temprano. Los residentes comentaron que muchos “famosos” estaban en la ciudad.

En total fueron más de 2.500 invitados, entre ellos el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon; el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, además de los Presidentes de Cuba, Raúl Castro; de Perú, Pedro Pablo Kuczynski; de Ecuador, Rafael Correa, de Venezuela, Nicolás Maduro y de Chile, Michelle Bachelet, entre muchos otros.

La presencia de estas delegaciones de alto nivel ratificaron la apuesta de Santos de obtener apoyo de la comunidad internacional para darle solidez al proceso y garantizar que las negociaciones que por cuatro años se llevaron a cabo en La Habana, llegaran a buen puerto.

Colombia contó con el apoyo de Cuba y Noruega, países garantes del diálogo, y de Chile y Venezuela, que asistieron en calidad de acompañantes. También tuvo el respaldo de la ONU, la UE, Estados Unidos y el Vaticano.

Tras la firma de la paz se esperaba que estallaran fiestas y celebraciones. “Claro que sí, hay que celebrar. Ha sido una guerra muy sangrienta”, comentó una vendedora de frutas en el barrio de Getsemaní.

Sin embargo, el apretón de manos entre Timochenko y Santos no será suficiente. Ambas partes aún deberán sortear una serie de obstáculos. El primero tendrá lugar este domingo, cuando los colombianos acudan a las urnas para refrendar el acuerdo.

La polarización frente a esta votación es algo latente en Cartagena. Los afiches del gobierno mostraban sus consignas por el “Sí” con mensajes como “Paremos esta guerra ya” o “La gente vota sí”. Pero la opción del “No”, liderada por el ex Presidente Alvaro Uribe, también está presente. “Yo apoyo la paz y voto por el No”, se leía en el taxi de Emilio, de 54 años y que señaló que “le están dando muchas cosas a esos criminales. Dinero y libertad. Yo apoyo la paz pero voy a votar No”.

“Nunca se sabe. No queremos confiarnos”, dijo a La Tercera el jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, dando cuenta de la incertidumbre que hay en Colombia sobre el plebiscito.

 

TOMADO DE: la tercera.com

url: http://www.latercera.com/noticia/mundo/2016/09/678-698189-9-colombia-firma-la-paz-y-se-enfoca-en-el-plebiscito.shtml