Sin acuerdo para levantar el paro de los maestros

Categoría: NOTICIAS Publicado el Lunes, 04 Mayo 2015

Diálogo entre el Gobierno y Fecode no dio resultados. Se mantiene la suspensión de las clases.

En medio de un total hermetismo con los medios de comunicación se cumplió este domingo la tercera jornada de los diálogos entre el Gobierno Nacional y las directivas de Fecode, que buscan alguna solución al paro de maestros, que ya completa dos semanas.

Ni el Ministerio de Educación ni el magisterio se refirieron a los resultados de las conversaciones. Lo único que queda claro es que no se cumplió el objetivo del Gobierno de llegar a un acuerdo definitivo para que los cerca de nueve millones de niños que están sin clases pudieran volver al colegio.

Ante las versiones que indican que las conversaciones han sido infructuosas, el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón –que ha acompañado el proceso junto con la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Hacienda–, manifestó que el diálogo ha sido complejo. Y aclaró que sí ha habido evolución en las conversaciones

No estamos dilatando ni el uno ni el otro; un diálogo estéril no es. Hemos construido algunas iniciativas que se pueden echar para atrás, allá y acá, en la medida en que no hay un acuerdo integral”, señaló Garzón.

El Ministro agregó que ha sido un diálogo respetuoso de ambas partes y que el Gobierno está dispuesto a alcanzar un acuerdo por todos los medios.

Por ahora, el único avance del que se ha hablado tiene que ver con la solicitud que hicieron los maestros para que la gratuidad educativa se sostenga en el Plan de Gobierno.

En la jornada se abordaron dos de los temas más complejos que llevaron al magisterio a cesar de manera indefinida: el incremento salarial –los profesores piden el 28 por ciento y el Ministerio de Educación ofrece el 10– y el sistema de la evaluación de competencias para el escalafón.

Los docentes afirman que ese modelo está atado al presupuesto del Gobierno y que por eso solo el 20 por ciento de ellos lo ha aprobado. Al respecto, el Gobierno ha insistido en este método con el fin de garantizar la calidad de la educación. 

Aunque las conversaciones se han desarrollado dentro de un ambiente de cordialidad, los educadores han enfatizado en que no levantarán el paro hasta tanto los acuerdos a los que se lleguen en la mesa no queden por escrito mediante decretos o actos administrativos.

EL TIEMPO